You are currently browsing the tag archive for the ‘Feminisme’ tag.

L’altre dia vaig llegir un pamflet que es pot trobar en el llibre La palabra como arma de l’anarquista i feminista Emma Goldman.

Los aspectos sociales del control de natalidad es va publicar a la revista Mother Earth l’abril de 1916, aquí us deixo un fragment que m’ha semblat interessant:

 

Estoy de pie como una de las defensoras de un movimiento mundial, un movimiento que busca liberar a la mujer del terrible yugo y esclavitud del embarazo forzoso; un movimiento que reclama el derecho de cada niño a un buen nacimiento; un movimiento que ayudará al obrero a liberarse de su eterna dependencia; un movimiento que introducirá en el mundo un nuevo tipo de maternidad. Considero este movimiento tan importante y vital como para desafiar cualquier ley de los códigos legales. Creo que no aclarará sólo el libre debate sobre los contraceptivos, sino la libertad de expresión en la Vida, el Arte y el Trabajo, en el derecho de la ciencia médica a experimentar con los contraceptivos como lo hace con los tratamientos de la tuberculosis y cualquier otra enfermedad.

Puede que me arresten, me procesen y me metan en la cárcel, pero nunca me callaré; nunca asentiré o me someteré a la autoridad, nunca haré las paces con un sistema que degrada la mujer a una mera incubadora y que se ceba con sus inocentes víctimas. Aquí y ahora declaro la guerra a este sistema y no descansaré hasta que sea liberado el camino para una libre maternidad y una saludable, alegre y feliz niñez.

Aquest pamflet de l’any 1917 i escrit per l’anarquista i feminista Emma Goldman consta de tres assajos feministes que tracten sobre el tràfic de dones, el matrimoni i l’amor i el sufragi femení en aquella època.

Des de llavors moltes coses han canviat, tot i que no cal anar gaire lluny per veure que algunes situacions, mentalitats… que exposà l’autora en el seu moment segueixen tenint cabuda a la societat.

El llegir aquests assajos m’ha fet reflexionar força sobre el paper de la dona en la història i, en certa manera, canviar la concepció que jo tenia sobre el sufragi universal. A més a més he après curiositats històriques, com per exemple l’origen de la prostitució i qui se’n beneficiava.

La vida, la felicidad, la alegría, la libertad, la independencia, todo y mucho más, emanará del sufragio. Con su ciega emoción es imposible que la mujer perciba lo que otros intelectuales vieron claramente hace cincuenta años: que el sufragio es el mal, que sólo sirve para esclavizar a los pueblos, que lo único que ha hecho ha sido cerrarles los ojos, para que no puedan ver con qué astucia los han sometido. No es necesario aclarar que no me opongo al sufragio femenino con el argumento de la inferioridad e incapacidad de la mujer. No veo ninguna razón física, psicológica o mental para que la mujer no tenga el mismo derecho al voto que el hombre. Pero no soy tan ciega como para llegar a la absurda conclusión de que la mujer logrará aquello que el hombre no ha logrado. No empeorará la situación, pero tampoco la mejorará. Por tanto, el que crea que no es susceptible de ser purificado, le atribuye poderes sobrenaturales. Des de siempre la mayor desgracia de la mujer ha sido considerarla un ángel o un demonio; su verdadera salvación reside en darle un lugar sobre la tierra; y ante todo, en considerarla un ser humano, sujeto a todos los desatinos y a todos los errores humanos.

Emma Goldman personalmente en persona

Emma Goldman personalmente en persona